El Carro

En el Tarot de Rider Waite, la carta El Carro, también llamada Le Chariot, es uno de los Arcanos Mayores. Esta baraja está representada por el número siete (VII). Es un naipe que muestra una simbología fuertemente encaminada al triunfo.

Descripción de la carta El Carro

La baraja Le Chariot, es también conocida por otros nombres como La Carroza o Der Wagen. El naipe muestra a un hombre con aire triunfante, vistiendo una  armadura. Este guerrero se encuentra montado sobre un carruaje con dosel, cuyo estampado estrellado descansa en una de tela color azul claro.

El toldillo que recubre a la carreta, se alza sobre cuatro columnas grises, que aluden a los cuatro puntos cardinales, los cuales están a disposición del auriga para elegir el camino a recorrer. El Carro, presenta una forma cúbica y solo posee un pequeño espacio, el cual está ocupado en su totalidad por el cochero.

La Carroza se encuentra hecha de piedra sólida de color gris, a cada lado, se vislumbra una gran rueda amarilla. En la cara delantera de Le Chariot, se ubican a modo de escudo de armas, dos símbolos: el sol alado de la cultura egipcia y el lingam junto al yoni de la cultura hindú.

Los corceles que tiran de Der Wagen están representados por dos esfinges, las cuales descansan sobre el suelo. La figura de la derecha es dibujada en color blanco y la de la izquierda, exhibe un color negro. Cada una de ellas, pareciera estar mirando hacia su propia dirección.

El personaje sobre El Carro toma en su mano derecha un cetro de color azul claro, cuyo extremo superior es puntiagudo y amarillo. Sobre la cabeza del auriga, se observa una corona de terciopelo azul oscuro, cuya base se encuentra hecha de laurel. Sobre estas hojas, descansa una estrella dorada de ocho puntas.

La armadura del guerrero presente en La Carroza, está formada por una túnica oscura, estampada con múltiples hileras de runas. Las charreteras que exhibe el cochero, muestra a dos rostros humanizados que miran en direcciones distintas, la expresión facial de estas hombreras también difiere entre sí.

Cada perfil presente en los hombros del auriga en Der Wagen, expone una figura semilunar amarilla en su base, que de igual manera posee una angulación contraria a la del otro lado. La coraza del conductor es de color dorado y exhibe en el centro del pecho, un pequeño cuadrado blanco.

Completando el atuendo del personaje expuesto en Le Chariot, se observa un cinturón, también dorado, que descansa diagonalmente sobre la cadera del héroe. Al fondo, detrás de El Carro, se observa en la distancia, una ciudad amurallada a modo de fortaleza.

Por delante de los muros de piedra del castillo ubicado detrás de La Carroza, se dibujan algunos árboles verdes. Cerca del carruaje también puede observarse un amplio río de color azul que discurre a espaldas del guerrero. El cielo expuesto en la baraja es de color amarillo.

El Carro como resultado final

La presencia de Der Wagen indica la necesidad de aceptar la vida tal y como ha ocurrido hasta ahora, así como conocer las propias limitaciones que han reducido la capacidad para crecer. El auriga es un ser victorioso, pero su triunfo comienza con saber su camino, él se atreve a recorrerlo, pero está claro en lo que quiere.

Le Chariot representa cambios necesarios, pero estos requieren de coraje, puesto que hay que desmontar las murallas autoimpuestas para conseguir la motivación suficiente para emprender el viaje. El personaje es un chófer competente, no avanza descuidadamente, ni atropella cuanto obstáculo se le presente.

La carta simboliza el triunfo, pero muchas veces las dificultades que se deben superar, yacen en la mente. Las esfinges frente a La Carroza, son los corceles de esta, aunque las riendas no sean visibles. Cada una de las figuras, se mantiene pasiva, mirando en direcciones opuestas, y esta actitud obstaculiza el avance.

El auriga es un triunfador, porque a pesar de la reticencia surgida de sus propios conflictos, que en ocasiones incluso frenan su progreso, logra encontrar la sabiduría para orientarse hacia la dirección que desea y la fuerza para avanzar por ese camino, sin importar las adversidades que surjan en él.

El conductor de El Carro es lo suficientemente valiente para enfrentarse a ellas, y posee, además, confianza en sí mismo para saberse vencedor. Este naipe representa gran movimiento, pero este nace de la conciencia, la victoria potencial está al alcance de aquel que conoce su camino y persiste en el trayecto.

El significado de esta baraja de los Arcanos Mayores abarca aspectos que giran en torno a lo material, pero surgido de la conexión espiritual. Como en toda lectura del Tarot, debe tomarse en consideración tanto la tirada en la que aparece, como la orientación de la carta, es decir, si se observa derecha o invertida.

El Carro al referirse a alguien

Le Chariot muestra a un hombre apuesto y vivaz. Es un personaje con actitud un tanto arrogante, puesto que sabe que va a triunfar. Y demuestra esta hazaña vencedora con su corona laureada. Su fortaleza nace de su gran espiritualidad, no necesita un poder físico extraordinario para superar las dificultades.

La lectura habla de alguien valiente, que se atreve a ir más allá de su zona de confort, para adentrarse en donde jamás ha ido. La Carroza le provee un medio para explorar territorios de interés, pero la protección durante el viaje, queda por parte del auriga y de su capacidad para conectarse con sí mismo.

El Universo le facilita el recorrido. El conductor de Le Chariot no posee las riendas que le permitan dirigir a sus corceles. En cambio, tiene en su mano derecha un cetro, y este le conecta con la espiritualidad, es por ello que es capaz de avanzar, porque confía en que el Cosmos les proveerá todo cuanto necesite para lograrlo.

En el naipe se observa a un personaje que consigue sus metas, pero para ello conoce muy bien sus objetivos. El auriga de La Carroza se esmera en apreciar sus virtudes y defectos, obteniendo fortaleza como resultado. No está atado a culpas ni arrepentimientos, solo se enfoca en lo que puede hacer ahora.

El chófer conoce su destino, y dibuja el trayecto de su viaje, más no se concentra en la meta, sino que pone toda su atención en el recorrido. Es un ser capaz de vivir en el presente, disfruta sus triunfos, pero también se enfrenta a las adversidades, en cuanto las reconoce, su reacción es siempre oportuna.

Significado general de El Carro en su posición regular

El personaje de la baraja The Chariot, viste una armadura metálica, que entremezcla los colores azul claro y dorado. Esta combinación de matices, lo impregna de un gran sentido de espiritualidad, otorgándole la iluminación. Aun así, el hecho que vista con una coraza, le brinda protección en el plano material.

La armadura del guerrero en La Carroza, presenta charreteras con figuras que asemejan el perfil de las caretas de la tragicomedia en el teatro. La hombrera de la derecha muestra un rostro sonriente, mientras que la de la izquierda, presenta una cara angustiada. Esta variabilidad en la expresión facial que lleva en sus hombros, es un recuerdo de sus propias vivencias.

El pasado, puede que esté lleno de tropiezos y desventuras, pero le otorga la experiencia suficiente para crecer y aprender a enfrentarse a los avatares de la vida. Bajo cada charretera, se dibuja una semiluna amarilla, denotando con ellas, al igual que el ciclo lunar, que todo es variable, y que por tanto, el cambio es natural e inevitable.

En las manos del auriga no se evidencian las riendas para poder conducir a Le Chariot, pero sí se aprecia, en la mano derecha, un delgado cetro que, aunque es espiritual, le otorga poder sobre lo mundano, con lo cual, el cochero es capaz de orientar el carruaje en la dirección deseada.

Sobre la cabeza del conductor de El Carro, se sitúa una corona adornada con una gran estrella octogonal, que le confiere gran capacidad intelectual. Además, la tiara está hecha de hojas de laurel, simbolizando la corona triunfal o lauréola, con la que se recompensa al guerrero victorioso.

En el pecho del auriga de Der Wagen, se dibuja un pequeño cuadrado de color blanco, reafirmando su estabilidad, la cual, también es representada por la propia figura cúbica que conforma a El Carro. A partir de la base de piedra sólida del carruaje, nacen los cuatro pilares que sostienen el techo del mismo.

Estas cuatro columnas, no solo simbolizan las direcciones marcadas por los puntos cardinales, a las que el conductor de Le Chariot se puede dirigir. También constituyen la Ciencia, el Arte, la Filosofía y la Religión, justamente los ámbitos en donde el guerrero se desenvuelve con soltura.

El auriga de La Carroza posee gran inteligencia y un alto nivel espiritual, por lo que puede elegir acertadamente el rumbo al cual se dirige. Por otra parte, el dosel enarbolado sobre la carreta, se encuentra estampado con gran cantidad de estrellas, aludiendo nuevamente a la conexión espiritual que posee el personaje.

El guerrero de El Carro avanza siguiendo su propio camino, y deja tras de sí, la comodidad de las murallas que lo limitaron. Hay una simbología de renuncia hacia el pasado, puesto que el personaje no se aferra a él. El conductor de Der Wagen se atreve a seguir adelante para experimentar su propia vida.

Le Chariot parece estar remolcado por dos esfinges, con direcciones opuestas, representando la integración de los diversos aspectos culturales y las creencias, con lo que se individualiza al personaje, de esta forma, se hace confluir todo hacia un camino común, que lo lleve a un destino acorde con sus propios valores.

El escudo de La Carroza, por su parte, tiene dibujado un limgam-yoni, es decir, un símbolo de la unión de las energías masculina y femenina, por lo que hay una aceptación de la personalidad como una totalidad, puesto que la comprensión de la misma, le permite salir victorioso ante la adversidad.

¿Qué representa El Carro en el Tarot del amor?

La lectura de Der Wagen en el contexto romántico, anuncia la capacidad de comprometerse en un grado mayor con la relación. Es posible que se afiance la unión mediante la convivencia. Así mismo, el matrimonio resulta una opción favorable, e incluso pudiese haber una reconciliación inesperada.

Se percibe un período de gran movimiento, colmado de planes románticos y placenteros.  Es posible que se produzca un viaje en pareja, probablemente por carretera, que estará lleno de aventuras y complicidad. Hay una sensación de satisfacción con el compartir en la relación.

Por otro lado, Le Chariot también habla de una velocidad desmedida. Se perciben movimientos un poco bruscos surgidos de la impaciencia y la pasión, que pueden crear un ambiente tenso en la pareja, puesto que son interpretados como algún tipo de presión para que exista un mayor compromiso, es por ello que se sugiere calma a la hora de actuar en la relación.

En cambio, si se está en búsqueda de romance, La Carroza augura el acercamiento de alguien insistente, para quien inicialmente, el interés no es correspondido, pero que posee potencial para incentivar el crecimiento personal, más que para establecer una relación amorosa.

Por otra parte, es posible que reaparezca un fantasma del pasado, pero Der Wagen, invita a mirar hacia adelante, viviendo el presente, por lo que brindarle una oportunidad a una situación que no prosperó en su momento, es mantenerse anclado a repetir los mismos errores, sin posibilidad de evolucionar realmente.

¿A qué refiere la baraja de Le Chariot en la cartomancia del trabajo?

El Arcano Mayor El Carro en el ámbito laboral augura un período de gran crecimiento. Se percibe estabilidad en el empleo actual, con recompensas acordes al desempeño. Hay que tener cuidado con intentar abarcar más de lo que se tiene capacidad en ese momento. Enfocarse en una meta a la vez, resulta prudente.

Existe gran cantidad de opciones para la expansión profesional, es posible que surjan cursos y especializaciones que no se deberían desaprovechar. Se acerca la meta deseada en el ámbito académico. La Carroza se dirige hacia la consecución de una carrera universitaria o técnica que ampliará las oportunidades laborales.

Der Wagen es un naipe de movimiento, puede que surjan viajes de negocios o de especializaciones fuera de la localidad, que auguran un desenvolvimiento exitoso. Existe la posibilidad de optar por una beca para estudiar en el extranjero, y esta oportunidad, expandirá aún más, los caminos que vienen en el futuro.

Es el momento para disfrutar de lo que se hace, puesto que el esfuerzo traerá recompensas, que de sentirse como acciones sacrificadas, no serán reconocidas ni aprovechadas. El desempeño individual prevalece con Le Chariot, por lo que es recomendable dejar las opiniones negativas de los demás de lado y enfocarse en hacer bien el trabajo.

¿Qué implica la aparición de la carta número VII en la tirada del dinero?

En la esfera financiera, la presencia de El Carro simboliza un período inicial de estabilidad, que poco a poco creará mayor abundancia. Se percibe que las ganancias monetarias no solo provienen de un salario o empleo formal, por lo que es hora de expandir los horizontes.

Es posible la creación de negocios exitosos que tienen que ver con servicios de importación, exportación o incluso de turismo. No es momento de cerrarse puertas frente a la aparición de proyectos novedosos, puesto que se convertirán en una excelente oportunidad para desarrollarse más allá de la ocupación actual.

Se perciben viajes que auguran buen crecimiento económico. Existe la posibilidad de recuperar inversiones fracasadas en el pasado, de las que ya no se esperaba ningún tipo de remuneración. La Carroza, además, trae consigo pagos de deudas antiguas que se daban por perdidas.

También hay probabilidad de recibir indemnizaciones de algún juicio o seguro que lleva tiempo estancado. La posibilidad de recibir dinero de manera inesperada, es una realidad cuando aparece Der Wagen.

¿Qué significa el séptimo Arcano Mayor en el oráculo de la salud?

La presencia de Le Chariot en torno al estado de bienestar, anuncia un período de gran vitalidad. Surge la energía necesaria para emprender los planes que han estado allí desde hace un tiempo, pero que siempre se toparon con algún obstáculo para concretarlos.

Además, la salud se encuentra en un buen momento, sobre todo para incentivar hábitos sanos en cuanto al ejercicio y a la alimentación. El acondicionamiento físico de la mano de un experto, resulta de gran utilidad, puesto que protege frente al abuso de las actividades físicas, debido al incremento de la energía.

La Carroza advierte la necesidad de descansar cada día, es buena idea incorporar técnicas de relajación o meditación, para así disminuir la intensidad con la que se desarrolla el día a día, promoviendo de esta manera, el sueño nocturno reparador. Por otro lado, estos métodos ayudan también a manejar el estrés producto del nuevo ritmo con el que se desarrolla la vida.

En cuanto a la presencia de enfermedad, tanto física como emocional, cuando aparece esta baraja, augura una recuperación paulatina del estado de bienestar, siempre y cuando exista un compromiso sincero para conseguirla, por lo que se recomienda buscar la ayuda profesional pertinente.

El Carro y su significado en la lectura espiritual

En la esfera espiritual, la presencia de Der Wagen invita a abrir los ojos para observar el aprendizaje que permanece escondido en nuestro alrededor. Cada situación dejará una enseñanza valiosa. Cada trayecto en el viaje de la vida, impulsará una verdadera conexión con nuestro ser interior.

Este naipe presenta un vínculo espiritual muy profundo. Se acerca un período de gran expansión de la perspectiva con la que se aprecia al mundo. Hay apertura gracias al acceso que se tiene a nuevas culturas y costumbres. Existe una mayor conciencia del otro, que se traduce en un constante crecimiento personal.

La Carroza se mueve por territorios inexplorados, y con ello trae, la posibilidad de interactuar con puntos de vista bastante diversos y variados. Por esta razón, la baraja invita a asistir a seminarios y eventos que los expliquen, puesto que comprender otras perspectivas siempre es beneficioso.

Por otra parte, hay que tener la precaución al acudir en búsqueda de aprendizaje valioso, pues no se debe pretender conseguir todas las respuestas en un solo lugar. No se trata de hacer un cambio radical de los valores, y por ende, modificar la postura que se tiene ante la vida, sino de incorporar aquellos aspectos que verdaderamente se sientan beneficiosos, porque resultan coherentes y sanos.

Significado general de El Carro en su posición invertida

En cambio, si Le Chariot sale al revés, hay una clara falta de dirección en la vida. Los resultados no han sido los esperados, y es posible que se esté adoptando una actitud de culpar a las circunstancias, más que de asumir la responsabilidad de hacerse cargo de la propia vida.

Existe una postura de indecisión, que conlleva a que se delegue en otros y se acreciente la sensación de inseguridad. Y, al otorgarle el compromiso a los demás, se puede estar recurriendo a la evasión de la responsabilidad ante las cosas, puesto que los resultados desfavorables siempre tienen un autor al cual culpar.

Por otro lado, surge resentimiento que promueve la necesidad de tomar el control de situaciones para las que no se está preparado. Por lo que se advierte la existencia de una fuerte incongruencia sobre la manera de actuar: donde puede asumirse el control, se delega, y donde no se tiene capacidad, se exige el control.

La presencia de La Carroza volteada, es una referencia precisa a que no se está llevando un rumbo, y de allí solo surgen trayectos accidentados y la posibilidad que ocurra alguna colisión con los obstáculos en la vía. Por lo que, este naipe de cabeza, invita a ser consciente y prestar atención al viaje.

Aprender a delegar y a tomar decisiones asertivas, requiere estabilidad y sabiduría, y esto se logra cuando existe armonía entre el cuerpo y la mente, para lo que se necesita, conseguir una verdadera conexión con la espiritualidad.

El Carro boca abajo en la lectura del amor

El significado de esta baraja invertida de los Arcanos Mayores en el ámbito de la pareja, augura un período de estancamiento, donde no hay un acuerdo mutuo sobre la dirección que lleva la relación. Existen sentimientos encontrados, culpas e insatisfacción, tanto a nivel emocional como físico.

Se advierte precaución con las decisiones que se tomen en pareja, puesto que pueden desencadenar agobio en una de las partes, ya que se pudiese percibir algún grado de presión en la situación, lo que origina amargura y resentimiento, complicando más, el conflicto en la relación.

Por otro lado, cuando se está en búsqueda del romance, y aparece Der Wagen invertido, denota que se está yendo sin una dirección. No se tiene claro que es lo que se quiere, y por ello es probable que no prospere la relación. Además, se auguran viajes de negocios que afectan directamente la posibilidad de tener una pareja.

El Carro ladeado y el oráculo laboral

En cuanto al trabajo, que salga la baraja de Le Chariot al revés, simboliza pérdida en los objetivos trazados. Se percibe desmotivación para continuar con los proyectos, puesto que hay sensaciones de envidia y oposiciones a los propósitos establecidos, creando un ambiente laboral tenso, que desencadena la apatía.

Es posible que se aplacen los viajes de negocios, o que ellos resulten en pésimas inversiones, que conlleven al fracaso de la transacción. No hay capacidad para la concentración, por lo que los errores son frecuentes, y ello produce que los compañeros de trabajo y los superiores, solo tengan acceso a las fallas.

Cuando El Carro aparece de cabeza en la lectura profesional, invita a que se busquen formas de lidiar con el estrés, y probablemente sea buena idea, recurrir a terapia emocional. Hay una profunda necesidad de detenerse y reflexionar sobre el rumbo al que se está yendo, puesto que este parece ser uno equivocado.

Representación del Arcano VII invertido en la cartomancia de economía

La presencia de Le Chariot boca abajo en la tirada del dinero es un llamado de atención, puesto que se está teniendo una actitud bastante descuidada frente a las finanzas. Se percibe un manejo inadecuado de la economía, tanto del hogar como de los negocios, generando despilfarro.

No hay planificación económica y surgen deudas, que no se tiene la capacidad de afrontar. Además, no es el momento para invertir el dinero en ningún negocio, puesto que es probable que el juicio esté nublado, frente a la posibilidad irreal de conseguir dinero fácil, cayendo en situaciones de fraude y estafa.

Se sugiere la mayor precaución en cuanto al manejo de la parte financiera. Es recomendable reducir los gastos al mínimo y tener como prioridad pagar las deudas, para superar lo mejor que se pueda, este período de inestabilidad económica que se percibe cuando este naipe sale al revés.

El Carro (Le Chariot) en posición contraria en la tirada de la salud

Cuando el Arcano Mayor número VII aparece invertido con respecto al bienestar, augura recaídas de enfermedades pasadas. Es posible que no se hayan tomado en serio estas situaciones, porque parecían triviales, pero están recobrando fuerza y hay que hacerse cargo de ellas.

No es el mejor momento para instaurar hábitos saludables, puesto que se está intentando suplir la falta de bienestar con ellos, y esto sería recurrir al autoengaño. Lo ideal es acudir al médico lo antes posible, para prevenir que las enfermedades se tornen crónicas. La guía profesional es lo más adecuado en este momento.

Aunque, siempre es buena idea mantener hábitos saludables, hay que saber incorporar los correctos. Además, estos deben ser progresivos, si se intenta cambiar de golpe, es probable que se abandone pronto la idea o que se produzca alguna lesión física en el intento.

Por otra parte, hay que tener precaución con los viajes cuando La Carroza aparece boca abajo, porque existe la posibilidad de que surja algún tipo de accidente. De igual modo, se aconseja cuidar de la integridad de los niños, puesto que por su gran energía y vitalidad son los más expuestos a incidentes.

El Carro (Le Chariot) del revés y su representación en el oráculo espiritual

En el caso que salga La Carroza invertida en la tirada de la espiritualidad, invita a que se tome la responsabilidad de indagar en el mundo interior por sí mismo. Es momento de renunciar a la ayuda de lo externo, para al fin hacerse cargo de la espiritualidad propia.

No es buena idea delegar la búsqueda en alguien más, puesto que no se obtendrá un efecto positivo real. En ocasiones, el viaje solitario es el que más enseña, y cuando Der Wagen sale de cabeza, esta es la mejor opción con la que se cuenta, ya que la influencia de los otros, podría alterar la respuesta que más se necesita.

De momento, aunque es bueno siempre estar rodeado de seres queridos y de apoyo emocional incondicional, hay que ser suficientemente valiente para intentar dar pasos por sí mismo en el mundo espiritual.

El Arcano Mayor El Carro en representación del Pasado, Presente y Futuro

La interpretación de Le Chariot en el pasado permite reflexionar sobre las decisiones que se han hecho previamente, tanto aquellas cuyos resultados fueron beneficiosos, como las que pueden tildarse fácilmente de errores. Cada acción anterior, ha permitido el crecimiento obtenido hasta entonces.

Ser consciente de las faltas, resulta prudencial para saber elegir las acciones venideras con mayor sapiencia, pero es importante también resaltar las victorias e intentar adoptar la misma actitud con la que se lograron, para comenzar a enfrentar las adversidades, aceptando el triunfo de antemano.

La presencia de La Carroza en el presente recuerda la capacidad de alcanzar las metas propuestas. El camino ha de ser recorrido con esfuerzo, puesto que siempre se presentan obstáculos en él, por lo que el trayecto debe asumirse como una fuente valiosa de aprendizaje y no como un sacrificio que se debe hacer.

Esta verdad, brinda una ayuda adicional frente a la adversidad, porque inspira a ser persistente y a mantenerse firme con los objetivos trazados, para de esta forma, no cambiar el rumbo por las circunstancias externas, puesto que es justo esta actitud la que conlleva al fracaso.

El significado de Der Wagen en el futuro invita a ser fiel con los valores, y a proseguir por el camino trazado. Solo que hay que adaptar la velocidad al mismo, con el fin de no descarrilar, esto significa que hay que enfocarse en el objetivo y buscar cuál es el siguiente paso a seguir, antes de avanzar a ciegas.

Esmerarse en alcanzar el destino soñado, de ninguna manera significa, atropellar a quienes nos rodean, por eso tiene que existir una armonía entre la espiritualidad y la manera de actuar, y una forma de hacerlo es ser coherente con los valores propios, de esta forma el éxito llegará honradamente.

En resumen, es la valentía la que garantizará el éxito en cada situación de la vida. Atreverse a salir de la zona de confort y tomar el riesgo de iniciar un nuevo trayecto. Ser persistente con el camino elegido a pesar de las adversidades. Es justamente esta actitud, la que le confiere al auriga su capacidad de triunfo.

La clave está en mantenerse fiel a los sueños, y no cambiarlo para amoldarse a las situaciones que se presenten. No hay que conformarse con lo que hay en el ahora, sino que hay que persistir con lo que se quiere obtener. La Carroza puede ir a cualquier sitio, pero saber hacia dónde se quiere ir, es fundamental.

Correspondencias y asociaciones de la carta de Le Chariot

Las barajas del Tarot, se encuentran relacionadas a la numerología, al esoterismo, a la astrología, a la cabalística y a los elementos. En el caso particular de El Carro, estas asociaciones permiten comprender las distintas características como la conciencia, la capacidad de reconocer los objetivos, la perseverancia, entre muchas otras que corresponden a Der Wagen.

La carta de La Carroza y su asociación Cabalística

Le Chariot se asocia con la letra hebrea Zaín. Corresponde al número siete, valor con una connotación positiva en la mayoría de creencias: en siete días se creó el mundo, son siete las maravillas de la antigüedad, siete vidas tiene el gato, cada semana posee siete días, siete colores forman el arcoíris.

Es así que el 7, se convierte en un número místico, pues abarca la totalidad, la consecución de las metas y con ello, el triunfo. La Carroza también se asocia con el verano.

Fechas clave a las que se relaciona el Arcano de El Carro

Le Chariot se asocia al número siete. Otorga a la persona de autodeterminación para trazarse un objetivo de forma clara y persistir en él hasta alcanzarlo. Confiere valentía para atreverse a cosas nuevas y confianza en sí mismo, aunque pudiese existir impulsividad e impaciencia.

Para conocer cuál es la asociación de un Arcano Mayor con una fecha, se toma en primer lugar la fecha de nacimiento de la persona en cuestión, se representa en forma numérica, y luego, se suman progresivamente los números que la componen para obtener una cifra de un dígito, que, por ende está comprendida entre 1 y 9. Este valor es la asociación de la fecha al Tarot, por lo que, solo los primeros Nueve Arcanos Mayores tienen asociación directa con fechas.

La Astrología y La Carroza

La baraja de Der Wagen se encuentra asociada con el planeta Marte, el cual representa la conquista y rige la guerra, impulsando con ella la acción. Además, también se relaciona con el Sol, que es el astro rey, y es capaz de brindarle fortaleza y vitalidad.

El naipe de El Carro asociado a los elementos

El Arcano Mayor Le Chariot dispone del elemento Fuego. Es un personaje dinámico, siempre se encuentra en movimiento, tiene un propósito y con este, se transforma en un creador, lleva a la acción sus planes, pero lo hace de manera consciente, cada paso es disfrutado, porque conoce a ciencia cierta que sus deseos se vuelven realidad.