La Luna

En el Tarot de Rider Waite, la carta La Luna, también llamada Le Lune, es uno de los Arcanos Mayores. Esta baraja está representada por el número dieciocho (XVIII).

Descripción de la carta La Luna

La baraja Le Lune, es también conocida por otros nombres como The Moon o Der Mond. El naipe muestra un astro amarillo que ocupa gran parte de la porción superior de la carta. En dicha imagen se dibuja lo que parece ser el rostro de una mujer, haciendo referencia a La Luna.

De este satélite emergen espículas a modo de rayos, dándole un aspecto de resplandor, el cual se acentúa con la presencia de 15 pequeños destellos que descienden desde Le Lune al paisaje que se dibuja debajo. De este modo, la procedencia de la iluminación de la baraja es algo incierta.

Los colores del panorama son cálidos, sin poder definir si La Luna es la fuente de tal claridad o si lo son las luces que atraviesan el cielo nocturno despejado. Esta es una alusión directa a la confusión que representa esta baraja. Ya que este Arcano Mayor no produce luz propia, sino que refleja la que obtiene del sol.

Bajo esta escena, aúllan dos figuras caninas: un perro a la izquierda se encuentra levantando su hocico hacia el firmamento. Mientras que del lado derecho de la baraja hace lo propio un lobo. Estos animales parecen localizarse en medio de una pradera, expuestos uno al otro, pero a la vez ignorándose entre sí.

Del mismo modo, desde una laguna tranquila ubicada en la porción baja de Der Mond, emerge una especie de crustáceo de color oscuro, que parece asomarse a escudriñar la escena que tiene delante. Sin embargo, no termina de salir del agua, puesto que esta le sirve de protección.

Finalmente, en el fondo de Der Mond se alzan unas cumbres con cimas que culminan en picos de poca altura. Hacia los lados de estas montañas, se erigen dos grandes torres grises que resguardan un sendero zigzagueante el cual asciende a través del paisaje hasta perderse en la cordillera del fondo.

La Luna como resultado final

La presencia de Der Mond expone un estado de confusión, no todo es como parece y por tanto, no es correcto sacar conclusiones apresuradas de las cosas. Es una carta que advierte la necesidad de reconocer las sombras propias, en vez de querer opacar la luz de los demás para desviar la atención de nuestros errores.

La Lune habla sobre el engaño, y este por lo general no proviene del exterior. Es posible que se esté asumiendo una actitud poco honesta en algún ámbito de la vida, queriendo aparentar algo que no se es. La intención de esto, suele ser para evitar que otros descubran aquello que se intenta esconder de uno mismo.

Sin embargo, esta baraja encierra un significado más complejo que un simple llamado de atención para asumir la realidad, puesto que ese propósito inicial de representar un papel libre de sombras, esconde una necesidad innegable de enfrentar los propios demonios y superar experiencias que se han dejado atrás.

Tal es la simulación en la que se cae, que se ignora que otros son capaces de ver a través del engaño, creando desconfianza a nuestro alrededor. Por otro lado, se comienza a creer que todo está bajo control y que la personalidad ficticia es la real, involucionando al no ser capaz de verse a uno mismo como verdaderamente es.

The Moon busca integrar todas las facetas que conforman a un mismo individuo, porque sabe que son igual de valiosas. La Luna, a pesar de ser un astro que no emite luz propia, sí es capaz de brindar cierta claridad a aquellos que saben andar por su camino, pero este se tornará incierto para los que no conocen su destino.

Asimismo, Der Mond tiene la habilidad de hacer coincidir la luz y la oscuridad en un mismo ámbito, sin que ello represente un conflicto seguro. Sin embargo, esta ambivalencia puede generar temor en quienes se niegan a afrontar su lado más oscuro, privándose de la oportunidad de evolucionar como ser humano.

El significado de esta baraja de los Arcanos Mayores abarca aspectos que giran en torno a autenticidad, no se puede ser solo luz cuando se transita por una vida llena de altibajos. Como en toda lectura del Tarot, debe tomarse en consideración tanto la tirada en la que aparece, como la orientación de la carta, es decir, si se observa derecha o invertida.

La Luna al referirse a alguien

Le Lune muestra a un ser confundido e irreal. Alguien incapaz de hacerle frente a su propia oscuridad, pero que insiste en mostrar una luz de la que se carece. Muestra dos aspectos distintos de un mismo individuo: uno domesticado, cordial y culturalmente apropiado a la ocasión, y otro salvaje e instintivo.

The Moon puede reflejar la luz de otros como propia. Esta lectura advierte que es posible que exista una situación de aprovechamiento de los demás, y en esta oportunidad el consultante no es precisamente la víctima. Por ello, es una carta que exige gran humildad para recibir críticas.

Sin embargo, La Luna exhibe a una persona que no es capaz de reconocer sus propios errores y miedos, dificultando la interpretación que puede obtenerse con esta baraja. Por esta razón, muchas veces se simplifica la presencia del naipe a un período de confusión, el cual además es tomado como transitorio.

No obstante, la ayuda que esconde Der Mond es mucho más perspicaz de lo que parece, ya que denota que es el momento oportuno para hacerle frente a esos aspectos oscuros que siempre se intentan obviar y que suelen surgir cuando menos se esperan, complicando un poco más nuestra existencia.

Por ello, a pesar de semejar ser una baraja negativa, la presencia de este Arcano Mayor simboliza una real y muy valiosa oportunidad de superación. Sin embargo, es poco probable que su lectura sea aplicada por quien la consulta, puesto este ignora la necesidad de dicha evolución.

Significado general de Le Lune en su posición regular

The Moon no posee un personaje principal, la baraja está representada por una imagen redondeada con espículas que salen de su superficie en alusión a nuestro satélite natural. Este astro presenta en su interior, un esbozo similar al rostro de una mujer. Con ello enaltece los ciclos por los que atraviesa la feminidad.

Del mismo modo, la cabellera de la figura semeja tener la forma de una semiluna, lo cual nuevamente resalta los cambios, en este caso lunares: creciente, llena y menguante. De forma que se expone la indudable necesidad de superar cada etapa previa con el fin de poder afrontar de la mejor manera el siguiente reto.

Además, en el cielo se logran evidenciar unos pequeños destellos que ayudan a iluminar el ambiente, representando el apoyo valioso que se obtiene de los demás. Ya que, La Luna con todo y lo grande que parece ser, no es capaz de brindar un brillo suficiente, dejando claro que posee limitaciones.

Por otro lado, en la baraja se observan un perro y un lobo, los cuales están separados por un largo y sinuoso camino que se aleja en el paisaje, ascendiendo por unas montañas para luego desaparecer en una de sus cimas. Sin embargo, no es posible ver dónde culmina, resaltando la incertidumbre de la vida.

Leer  El Colgado

El rumbo, más que un trayecto marcado, es un sendero que ha sido elegido. No es necesario correr a través de él para poder llegar a un destino, sino hay que ser cauteloso en el andar, ya que la claridad de Der Mond es insuficiente, pudiendo confundir a aquellos que no confían en sus propios instintos.

A cada lado del camino, se alzan dos torres de gran tamaño, las cuales custodian celosamente la cordillera en la que se adentra el sendero. Estas edificaciones no poseen puertas visibles, destacando la crueldad con la que se intenta evadir el contenido del inconsciente a medida que se transita por la vida.

Los dos canes de la baraja resaltan la dualidad que posee cada persona. Por una parte, está el lado domado, el cual se encuentra gobernado tanto por reglas sociales y culturales establecidas como por creencias propias. Mientras que por otra parte, existe un lado salvaje, rebelde e implacable, que se suele reprimir.

Finalmente, en la parte inferior de Der Mond, emerge desde una laguna, una especie de cangrejo, el cual intenta alcanzar el camino trazado entre los dos canes. Este crustáceo simboliza la oscuridad que posee el subconsciente y su presencia es una invitación para aceptar su existencia.

¿Qué representa La Luna en el Tarot del amor?

La lectura de The Moon en el contexto romántico, expone una sensación de inseguridad en la relación. Se percibe una interacción física satisfactoria, colmada de sensualidad y pasión. Sin embargo, no hay espontaneidad en las muestras de afecto, puesto que estas parecen esconder una intención claramente sexual.

Del mismo modo, la ternura y el apoyo que se busca edificar con la otra persona semejan ser una completa ilusión. No existe una conexión real entre ambos y es frecuente que se intenten esconder aquellas porciones oscuras del alma por miedo a causar consternación o incluso rechazo.

Por otra parte, es posible que se esté intentando avanzar en una relación que en realidad no va a ningún lado. Los propósitos de cada uno son distintos y la falta de comunicación separa más estas intenciones. Por ello, es mejor no asumir nada con respecto a la pareja así como tampoco dar por sentado algún compromiso.

Finalmente, cuando Der Mond aparece en el amor y se está buscando un poco de romance en la vida, la baraja advierte que no es el mejor momento para hacerlo. Es probable que no prospere ninguna relación edificante y que solo aparezcan aquellos prospectos que no tienen nada positivo para ofrecer.

¿A qué refiere la baraja de The Moon en la cartomancia del trabajo?

El Arcano Mayor La Luna en el ámbito laboral presagia un período de incertidumbre sobre el rumbo que se desea seguir. El desencanto con alguna situación es palpable. Sin embargo, cualquier decisión que surja de este malestar se estará tomando bajo una perspectiva bastante estrecha.

Es por ello que cuando Le Lune aparece en el trabajo, es necesario tomarse un momento para respirar profundamente y observar todo con más calma. Del mismo modo, el halo de confusión que simboliza esta carta es capaz de crear suposiciones erradas que pueden traer consecuencias negativas a largo plazo.

Por otro lado, es necesario conocerse a profundidad para que las decisiones con respecto al ámbito laboral sean lo más sensatas posibles. De nada sirve querer mejorar una situación buscando las fallas en el exterior para cambiarlas, ya que lo más probable es que nosotros seamos los portadores de dicha oscuridad.

Por esta razón, The Moon es un naipe que invita a una reflexión honesta sobre uno mismo, la cual debe hacerse sin intentar ocultar aquello que se teme y sin juzgar aquello desagradable que se consigue. Aceptar cada aspecto de la personalidad servirá para poder tomar las decisiones correctas.

¿Qué implica la aparición de la carta número XVIII en la tirada del dinero?

En la esfera financiera la presencia de La Luna implica una gran vulnerabilidad para los engaños y las estafas. Por ello, lo más sensato en estos momentos es tomarse la situación económica con calma e intentar agradecer la capacidad monetaria que se posee, así esta se considere insuficiente.

Es importante evitar hacer inversiones porque es probable que las mismas provengan de una ilusión ingenua más que de una oportunidad real de obtener una ganancia. Por esta razón, se sugiere esperar a que las ideas se comprendan de una forma más amplia, para luego sí tomar una decisión.

Por otro lado, es necesario ahorrar dinero y evitar gastos superfluos, puesto que la mejor opción que se tiene en estos momentos es mantener una vida sencilla y segura. La idea es evitar caer en despilfarros innecesarios que luego, cuando se obtenga mayor lucidez, desencadenen arrepentimientos.

Finalmente, hay que alejarse de todo aquello que promete una ganancia fácil, ya que la suerte no está a favor de La Luna en relación al dinero. Por ello, se deben evitar tanto los juegos de azar como los sorteos y las apuestas. De momento, hay que conformarse con lo que se tiene.

¿Qué significa el décimo octavo Arcano Mayor en el oráculo de la salud?

La presencia de Le Lune en torno al estado de bienestar, implica la aparición de algún malestar, al cual hay que prestarle la atención que merece. Como esta carta trae consigo gran confusión, es probable que la impresión que se tenga de lo que está ocurriendo en el cuerpo esté errada.

Por ello, el consejo que brinda Der Mond con la salud es acudir a una valoración temprana ante cualquier síntoma, en especial si este no parece ceder. Por ahora, no es buen momento para ignorar ningún malestar, ni para suponer que es algún problema de salud leve que no merece atención médica.

Por otra parte, si a pesar de cumplir con el tratamiento indicado, la molestia persiste durante más tiempo del esperado, es buena opción obtener una segunda opinión. Ya que la confusión con The Moon no solo afecta al consultante, sino que es capaz de influir sobre la percepción que otros pueden obtener de él.

Finalmente, no es correcto seguir terapias alternativas cuando este Arcano Mayor afecta el bienestar. Ya que se basan en creencias y actualmente, las mismas no son una fuente confiable de información. Por esta razón, es importante seguir los consejos de un profesional e intentar adoptar hábitos de vida saludables.

La Luna y su significado en la lectura espiritual

En la esfera espiritual, la presencia de Der Mond invita a la introspección. Es momento de conectarse con la esencia propia por completo, no se puede dejar de lado ningún aspecto. Para ello, es necesario observarse con la compasión suficiente como para entender que se es un ser imperfecto.

Ya que de esa imperfección nace día a día, las condiciones propicias que ayudan a que se esté en constante evolución. Por otro lado, se debe intentar desarrollar la conciencia de saber que cada ser humano posee tanto luz como oscuridad. De esta forma, será mucho más sencillo aceptar la sombra propia.

En ocasiones, es necesario acudir a un terapeuta o un guía espiritual que pueda esclarecer un poco la visión borrosa que mantiene Le Lune. Sin embargo, es importante saber que esta confusión también forma parte del aprendizaje y es necesaria para el autodescubrimiento de las virtudes y los defectos.

Por ello, no es aconsejable que se adopte una fe ciega hacia la percepción que tiene alguien más, solo por el hecho de ser un mentor o guía en el camino, sino que hay que aprender a desarrollar la intuición propia. Asimismo, es recomendable confiar en ella, en especial cuando la emoción que brinda es innegable.

Leer  Arcanos mayores combinados | La Sacerdotisa y El Emperador

Finalmente, no es momento de cambiar los aspectos que se consideran negativos de uno mismo, ya que estos esconden una herramienta valiosa de superación, la cual será reconocida a su debido tiempo. Por el momento, lo primordial es conocerse, aceptarse y a pesar de lo que se encuentre, aprender a amarse.

Significado general de La Luna en su posición invertida

En cambio, si Le Lune sale al revés, significa que poco a poco se va despejando la incertidumbre que trae consigo esta carta. El momento ideal para comprender una realidad que se ha mantenido reprimida se acerca, permitiendo que se pueda aceptar una autenticidad, que a pesar de haber estado oculta, resulta muy valiosa.

Surge una comprensión profunda tanto de las luces como de las sombras propias, lo que genera mayor autoconfianza y, brinda la seguridad suficiente para mantener una congruencia real con uno mismo. Gracias a este naipe de cabeza, se dejará de intentar complacer a los demás y se buscará prevalecer el respeto propio.

Sin embargo, es posible que esta actitud renovada traiga consigo dificultades con algunas personas, en especial aquellas que estaban habituadas a demandar una atención mayor de la que en la actualidad se puede dar. Es por ello, que con The Moon ladeada se requiere desarrollar las habilidades sociales.

Puesto que a pesar de no existir nada de malo en querer hacerse cargo de uno mismo, la posibilidad que a otros tal actitud les moleste, hará que se insinúe que esta postura es egoísta e infantil. Por ello, mientras más sutil perciban el cambio, más sencillo será poder priorizarse sin que aparezca un sentido de culpa.

Por otro lado, la claridad que se está obteniendo con este naipe de cabeza, puede que desencadene cierta resistencia. La misma no nace de desconocer algo que es auténtico en la personalidad, sino de superar diversos paradigmas y rechazo al cambio, lo cual es una condición muy natural.

Sin embargo, es importante serle fiel a estos descubrimientos, aunque ello implique replantearse algunos aspectos de la vida donde las cosas no van bien hasta ahora. Por ello, las mejores guías que se pueden seguir son la intuición y el reflejo que brinda la realidad que ofrece cada situación actual.

La Luna boca abajo en la lectura del amor

El significado de esta baraja invertida de los Arcanos Mayores en el ámbito de la pareja, denota un momento confuso, donde van a aflorar algunos problemas. No obstante, estos conflictos no salen de la nada, sino que vienen produciéndose desde hace un tiempo, solo que se venían ignorando.

Es posible que la confusión provenga de una sensación de desconfianza en la otra persona, pero también pueden surgir de asumir los sentimientos de la pareja. No es momento de hacer conjeturas ni suposiciones, el consejo cuando Der Mond está del revés es intentar incrementar la comunicación entre ambos.

Por otro lado, si los problemas no se han obviado, sino que vienen generando conflicto en la relación desde hace un tiempo, la presencia de esta carta volteada puede estar presagiando una ruptura inminente. Sin embargo, la misma responde a una mayor comprensión de lo que se necesita y desea en estos momentos.

Del mismo modo, puede que algunos sentimientos sean confusos y no se tenga actualmente la capacidad de hacerles frente. Sin embargo, la reflexión en soledad cuando esto ocurre, resulta muy valiosa. Ya que permite descubrir y comprender esa porción imprecisa, pero tan palpable sobre sí mismo.

Finalmente, si se está en búsqueda de algo de romance y sale The Moon boca abajo en la tirada, presagia que aunque algunos prospectos de pareja puedan llegar a la vida, ninguno tendrá la capacidad de conectar emocionalmente en un plano íntimo y profundo. Aún así, puede que se produzcan encuentros sexuales.

La Luna ladeada y el oráculo laboral

En cuanto al trabajo, que salga la baraja de Le Lune al revés, implica que surge la necesidad de cambiar de ambiente. Los roces con los compañeros laborales e incluso con los jefes, parecen ir escalando a niveles mayores, sin que pueda explicarse un motivo real y lógico para ello.

Sin embargo, tal situación ha ido desgastando la salud emocional a tal punto que ir a trabajar se ha convertido en un terrible sacrificio, afectando negativamente tanto la productividad como el compromiso que se tiene para que las cosas salgan bien. Por esta razón, puede que la mejor opción sea cambiar de empleo.

Por otro lado, se percibe que por el momento no hay seguridad sobre un plan a futuro. De hecho, es posible que no se tenga la certeza de si la ocupación actual es realmente lo que se quiere seguir haciendo. No obstante, esta confusión irá desapareciendo a medida que se modifique el ambiente laboral actual.

En cambio, si de momento no se cuenta con un empleo y la búsqueda hasta ahora ha sido poco fructífera, esta situación está a punto de cambiar. No obstante, cuando La Luna está al revés hay que tomarse el tiempo de indagar sobre cuáles opciones pueden ser atractivas e intentar enfocar la búsqueda en esa dirección.

De lo contrario, si se obtiene un empleo que no encaja con la personalidad con el fin de solventar la situación económica actual, solo se estará logrando un beneficio a corto plazo. Puesto que de esta relación laboral desesperada, surgirán diversas dificultades que generarán mucho malestar.

Por ello, si la situación exige conseguir un trabajo cuanto antes y existe la necesidad de aceptar cualquier propuesta laboral, hay que asumir que esta es provisional. De modo que, parte del tiempo libre que se tiene, debe ser invertido en buscar otra opción de trabajo, esta vez más acorde con uno mismo.

Representación del Arcano XVIII invertido en la cartomancia de economía

La presencia de Le Lune boca abajo en la tirada del dinero sugiere precaución. Es momento de llevar una vida sencilla, puesto que existe la posibilidad de necesitar una gran cantidad de dinero para resolver una situación difícil, la cual es apremiante. Debido a esto, es indispensable ahorrar lo máximo que se pueda.

Por otro lado, en la actualidad hay que conformarse por obtener las finanzas de una fuente de trabajo tradicional. No es momento de hacer inversiones ni de poner todas las esperanzas en proyectos alternativos de generación de riquezas, ya que estos solo serán un punto de evasión para las responsabilidades reales.

Del mismo modo, cuando The Moon esté boca abajo con respecto a las finanzas, advierte que no es buena idea buscar hacer dinero con apuestas o mediante algún juego de azar. Esto es debido a que la suerte parece no estar dada para que generar alguna posibilidad de obtener un beneficio.

Asimismo, es probable que este tipo de pequeñas distracciones puedan ser usadas como fuente de estafas, empeorando el panorama. Sin embargo, este naipe de revés no debe ser interpretado con un halo de desesperanza, sino como un período de austeridad transitorio, después del cual vienen cosas mejores.

La Luna (The Moon) en posición contraria en la tirada de la salud

Cuando el Arcano Mayor número XVIII aparece invertido con respecto al bienestar, augura una etapa de gran inestabilidad emocional, en la que la depresión se encuentra al asecho. Por ello, es momento de prestarle atención a los sentimientos, puesto que estos parecen abrumar toda la realidad.

La mejor opción para hacerle frente al malestar es buscar ayuda profesional, no es momento de ignorar lo que está ocurriendo ni de sobreestimar la capacidad personal. La sensación de inutilidad, el menosprecio por sí mismo y la desesperanza son los primeros enemigos que hay que vencer.

Leer  El Loco

Por ello, para poder eludir esa resistencia y buscar la ayuda, que en este momento es tan necesaria, es buena idea apoyarse en los seres queridos. Sin embargo, la sensación de incomprensión puede llevar a una actitud esquiva y al aislamiento voluntario, y esto entorpece aún más la posibilidad de recuperación.

Por esta razón, cuando Le Lune sale al revés con respecto al bienestar, hay que prestarle especial atención a la salud mental. Es buena idea establecer hábitos en los que se pueda mejorar el proceso de pensamiento, como técnicas de relajación, la meditación o incluso la contemplación diaria de la naturaleza.

La Luna (Le Lune) del revés y su representación en el oráculo espiritual

En el caso que salga Der Mond invertido en la tirada de la espiritualidad, implica que surge una oportunidad para superarse. La capacidad de reconocer aspectos ocultos del subconsciente está dada para permitir aceptar las sombras propias y crecer con ese descubrimiento.

No hay que tener miedo a enfrentar las tinieblas que habitan en nosotros. Al contrario, es un buen plan indagar en ellas con el fin de obtener una comprensión general de nosotros mismos. Con esta introspección se puede evolucionar con total sinceridad, puesto que no se busca una perfección irreal.

De la interacción entre la mente consciente y la subconsciente surgirá una visión más amplia de la vida. Y, con ello, una verdadera oportunidad para hacerle frente a las vicisitudes venideras de la mejor manera posible, ya que se aceptan las habilidades, pero también las debilidades y las propias limitaciones.

Por otro lado, cuando aparezca The Moon invertida en el plano espiritual, hay que ser consecuente con la esencia individual. No es momento de complacer a otros ni de hacer aquello que se espera que se haga, sino de mantenerse fiel a los valores y principios que se tiene sobre sí mismo y sobre el mundo alrededor.

El Arcano Mayor La Luna en representación del Pasado, Presente y Futuro

La interpretación de Le Lune en el pasado permite comprender el aprendizaje obtenido de las experiencias vividas hasta ahora. Es momento de hacerle frente a todos aquellos recuerdos que se mantienen anclados en la memoria, y que aún aparecen para entorpecer el funcionamiento de la vida.

No es necesario escudriñar muy profundo en el mundo inconsciente para notar que algo está dificultando la capacidad de evolucionar. Puesto que estas emociones son muy palpables ante cualquier dificultad. Por ello, es buena idea intentar hacer las paces con los errores y los traumas previos.

La presencia de La Luna en el presente implica una capacidad real para crecer con lo que se ha vivido hasta ahora. Existe un aprendizaje en cada dificultad a la que se le está haciendo frente, pero también lo hay en reflexionar sobre cómo se está encarando cada reto de la vida y qué resultados se obtiene de ello.

Por esta razón, es buen momento para detenerse y tomar cada situación con la mayor calma posible, siendo consciente de las propias habilidades, pero teniendo presentes también las limitaciones personales. De esta forma, las reacciones ante la vida tendrán una naturaleza más sensata y realista.

El significado de Der Mond en el futuro expone la potencial capacidad para lograr alcanzar cualquier objetivo trazado. Sin embargo, esto exige un gran compromiso, tanto en el aspecto no-físico al ser reflexivo sobre sí mismo y seguir la guía que brinda la intuición, como en el plano físico mediante la acción.

No es momento para dilatar el trabajo con la excusa de meditar sobre las opciones que se tienen delante. Tampoco es correcto actuar impulsivamente para conseguir lo que se está buscando. Es necesario ser neutral y lo más lógico es hacer una reflexión práctica para luego implementar la mejor opción que se tenga a la mano.

En resumen, es la capacidad de procesar la información que se esconde en el inconsciente, la que garantizará el éxito en cada situación de la vida. Sin embargo, no es necesario adentrarse en las profundidades del abismo para poder dar con ese conocimiento. Ya que cada aspecto surgirá en el momento preciso.

Le Lune es un naipe confuso, que muestra la dualidad entre lo consciente y palpable y lo inconsciente y oculto. Ambas porciones conforman a la persona por completo, y por tanto son igual de importantes. No obstante, es posible que se esté evadiendo una valiosa oportunidad de evolucionar al negar aquello que se esconde.

La clave está en ser consciente de las emociones a medida que se transita por cada aspecto de la vida. Ya que ellas traen consigo todas las creencias que se han adoptado como mecanismo de defensa frente a las vivencias pasadas. Y, esto dará una oportunidad para replantearse la vida de forma distinta.

Correspondencias y asociaciones de la carta de The Moon

Las barajas del Tarot, se encuentran relacionadas a la numerología, al esoterismo, a la astrología, a la cabalística y a los elementos. En el caso particular de La Luna, estas asociaciones permiten comprender las distintas características como la confusión, la incertidumbre, la dualidad, entre muchas otras que corresponden a Der Mond.

La carta de La Luna y su asociación Cabalística

Le Lune se asocia con la letra hebrea Tzadi. Corresponde al mundo inconsciente y también se encuentra relacionada al invierno. De las profundidades de la laguna sale un crustáceo oscuro para llamar la atención del consultante, dándole a este la decisión de elegir qué hacer con lo que emerge a la superficie.

No hay que adentrarse en el agua para buscar la superación personal. Cada secreto, cada trauma y cada conflicto interno tiene la capacidad de surgir en algún momento para recordarnos que tenemos asuntos por arreglar. Por esta razón, la posibilidad para evolucionar con esta carta es bastante alta.

Fechas clave a las que se relaciona el Arcano de La Luna

Le Lune se asocia al número dieciocho, el cual no se vincula directamente a la numerología. Aun así, su cifra se desglosa formando los dígitos 1 + 8, cuya suma da por resultado al valor 9. Por tanto, la relación numérica de The Moon, corresponde a la misma que está representada por la novena baraja del Tarot, es decir, por El Ermitaño.

Indirectamente entonces, se relaciona al número nueve. Otorga a la persona con la habilidad para hacer introspección, la cual resulta fructífera. Por ello, confiere la posibilidad de obtener una superación real, pero esa necesidad de evolucionar puede aislarle de los demás, creando conflictos sociales.

Para conocer cuál es la asociación de un Arcano Mayor con una fecha, se toma en primer lugar la fecha de nacimiento de la persona en cuestión, se representa en forma numérica, y luego, se suman progresivamente los números que la componen para obtener una cifra de un dígito, que, por ende está comprendida entre 1 y 9. Este valor es la asociación de la fecha al Tarot, por lo que, solo los primeros Nueve Arcanos Mayores tienen asociación directa con fechas.

La Astrología y La Luna

La baraja Der Mond se encuentra asociada con nuestro satélite natural: La Luna, la cual representa la periodicidad. Esto expone la necesidad de afrontar cada situación en el tiempo en el que aparece, pero manteniendo la prudencia suficiente como para saber que existen aspectos confusos e inciertos, y que no hay que dejarse llevar por la suposición.

El naipe de La Luna asociado a los elementos

El Arcano Mayor Le Lune dispone del elemento Agua. Es una carta conectada con el aspecto inconsciente del pensamiento. Por tanto, expone aquello que se intenta mantener oculto de los demás. Sin embargo, su presencia ayuda a aceptar las tinieblas propias y a obtener la ventaja que esta oscuridad da.